Proceso de Ingenio

Conjunto de procesos para la extracción de Azúcar Doradita

La caña es traída del campo, la cual se pesa y luego es depositada en el patio de caña. La caña que viene cortada fue cosechada mecánicamente y la caña que viene larga fue cosechada manualmente.

Luego la caña se traslada por medio de un conductor introduciéndola al Tander de molinos en donde se hace la extracción del jugo de la misma. Produciéndose aquí el jugo de caña que va hacia el área de fabricación y el bagazo de la caña que es utilizado como combustible en las calderas para generar vapor y energía eléctrica.

El jugo de caña de azúcar que va para el área de fabricación, continúa con su proceso en el cual este se filtra, se calienta y se le regula el PH para luego pasarlo por el cuerpo de evaporadores donde se le extrae el agua al jugo de caña. De allí procedemos a la formación de cristales en los tachos y cristalizadores para luego pasarlos a las centrifugas donde le terminamos de extraer la miel a los granos de azúcar, quedando así, la azúcar como producto final y como subproducto la miel final o melaza. Una vez extraída la azúcar procedemos a pasarla por el secador de azúcar, donde nos aseguramos bajarle el porcentaje de humedad para luego poderla almacenar en nuestros almacenes. Una vez la azúcar se encuentra en el almacén, se procede a empacarla en embases fraccionados de 1, 2 y 5 libras para la venta en el mercado nacional.

Definición de los diferentes procesos de azúcar Doradita:

Patio de Caña: Este es el lugar donde se almacena la caña de azúcar antes de comenzar el proceso, la caña corta o trozada procede de la cosecha mecánica, la cual es almacenada en contenedores y la caña larga es cosechada manualmente, la cual se almacena a granel en el patio.

Molinos: El mismo está compuesto por un solo Tander, el cual contiene 6 molinos. La caña es introducida a través de los molinos, los cuales van macerando la caña, esto va dando como resultado la extracción del jugo de caña, donde el sexto molino hace la extracción final del jugo al bagazo de caña.

Calderas: Estas son cuatro, las cuales utilizan el bagazo de caña que queda de la extracción de jugo en los molinos, como combustible para la producción de energía y vapor para utilizarlos en todos los procesos de la planta.

Fabricación: Es donde se le hace el proceso al jugo extraído de los molinos para adecuarlo y poder así, extraer el producto final que es la Azúcar. Aquí hay otros sub-procesos que se realizan, tales como:

Jugo alcalizado: Es en donde se le agrega una enmienda al jugo de caña para poder controlarle la acidez o alcalinidad al mismo según sea su necesidad.

Calentadores: Aquí el jugo de caña es pasado por una serie de intercambiadores de calor, con el fin de aumentarle la temperatura al mismo y adecuarlo a los procesos siguientes.

Jugo Clarificado: En este proceso el jugo de caña es filtrado para liberarlo de cualquier impureza, todo esto con el fin de adecuarlo para poder continuar con el proceso del mismo.

Evaporadores: En los evaporadores se va pasando el jugo por los diferentes cuerpos de evaporación (4), extrayéndole el mayor porcentaje de agua al mismo, dando como resultado, la miel o meladura que continua con el proceso y también vapor vegetal que es utilizado como energía calorífica en algunos procesos de fabricación.

Tachos: La meladura o miel es introducida en los tachos, es aquí donde se procede a clasificar los diferentes tipos de mieles (Tipo A, B, C) esto según la calidad de cada miel y el porte del grano de azúcar en cada una de estas mieles.

Centrifugas: Estas se utilizan para desprender la miel adherida a los granos de azúcar, existen centrifugas para miel A, miel B y miel C. Al pasar las mieles por las diferentes centrifugas vamos obteniendo la azúcar, y como subproducto queda la miel final o melaza, la cual es pobre en porcentaje de azúcar sacarosa.

Secador de Azúcar: Aquí procedemos a extraerle la humedad a los granos de azúcar para garantizar su calidad y poderla almacenar de una forma adecuada.

Almacén de Azúcar: Aquí procedemos a guardar la azúcar en embases de 100 libras, para luego poder ir re empacando la misma en la sala de empaque a embases más pequeños de 1, 2 y 5 libras para la venta en el mercado nacional.